Noticias

Aspectos de seguridad que debes tener en cuenta al comprar un carro

16 junio, 2022
comprar

 

Comprar un vehículo tiende a ser un tema emocionante e incluso intenso para muchos entusiastas de automóviles. 

Muchos se fijan en el modelo y diseño, otros en la marca, kilometraje o año.  Es importante tener en cuenta cada detalle, pero hay un tema en el que no todos los compradores se fijan y prestan atención detallada y es la seguridad del vehículo.


No es solo un tema de protocolo y de lujo en los vehículos, sino algo fundamental para el cuidado personal. Es crucial antes de comprar un carro ver a detalle cuales son los distintos mecanismos de seguridad tanto activa como pasiva con la que cuenta el vehículo antes de tomar una decisión sobre uno en específico.

En este blog queremos explicarte un poco sobre los temas de seguridad a los cuales les deberías de prestar atención al comprar un vehículo, a los distintos tipos de seguridad y donde están ubicados con su propósito y funcionamiento.

Que es un sistema de seguridad. Si bien se explica por sí mismo, un sistema de seguridad es el que se encarga de brindar protección y cuidado al conductor del vehículo junto con sus pasajeros. Así mismo hay sistemas paralelos que se encargan de evitar a toda costa que surjan incidentes y accidentes en la vía

Distintos tipos de sistemas de seguridad. Algo que no se conoce comúnmente son los distintos sistemas de seguridad y a cuál categoría pertenecen

  1. Seguridad activa. Esta es la que se encarga de mantener el vehículo en buen funcionamiento de forma segura y evita que se produzcan accidentes. Estos sistemas corresponden a los neumáticos, sistema de frenado, dirección y suspensión, alumbrado entre otros. Hay que tener en cuenta que este sistema de seguridad es obligatorio mantenerlo en óptimas condiciones tanto para la seguridad del usuario dueño del vehículo como para los demás conductores de la vía.
  2. Seguridad pasiva. Estos son los sistemas de seguridad ubicados en el interior del vehículo que velan por la seguridad del conductor y pasajeros. Están encargados de asegurar directamente a los ocupantes dentro del automóvil y la mayoría de ellos están en contacto directo y estrecho con cada usuario. Estos sistemas son por ejemplo los airbags, los cinturones de seguridad, los reposacabezas. Una de sus funciones es la de minimizar los daños e impactos que posiblemente puedan ocurrir en el desafortunado caso de un accidente o siniestro.

Recomendamos mucho que antes de comprar un carro se revise cada uno de los sistemas de seguridad que posee un vehículo y hacer mantenimiento rutinario a cada uno para que así se mantengan en óptimas condiciones. Mientras más sistemas de seguridad posea un automóvil más seguro será este en todo sentido, aunque hay que revisar detalladamente cual es específicamente cada sistema puesto que cada uno puede tener variables como calidad, marca, proveedor, puntos de fijación entre otros. Por lo que es importante saber a detalles cuál es el sistema de seguridad que tiene el automóvil que se está mirando.

Siempre es bueno tener en cuenta que hay sistemas que requieren mantenimiento rutinario como es el caso de los frenos, dirección y neumáticos ya que son los que directamente evitan accidentes o fallas en el sistema.

 Por otro lado, hacer una revisión paulatina en cuanto a los sistemas de seguridad pasivos es fundamental y aunque generalmente se recomienda hacer uso de talleres mecánicos para cualquier tipo de revisión hay ciertas cosas que se pueden revisar a propias cuentas, como es el caso de las luces, sistemas de frenos, cinturones o ciertos mecanismos básicos que se pueden revisar a simple vista. Aunque para todo aquel que quiera una revisión detallada de un vehículo puede solicitar un revisión de peritaje a fondo donde se revisará  el vehículo en su totalidad.